Friday, December 8, 2017

UNA CONSTANTE EN LAS REVOLUCIONES EMPEZANDO CON LA FRANCESA


Desde mi primer artículo académico titulado "Venezuelan Political Parties in the Era of the Popular Front, l936-l945," publicado en el Journal of Latin American Studies en l979, he explorado y defendido varios temas y tesis básicas en mis trabajos académicos. Uno tiene que ver con el fraccionalismo en la izquierda, y también en cuanto a otras tendencias en el espectro político. Planteo que los asuntos de sustancia desempeñaron un papel importante en esas divisiones partidistas, aunque a menudo ellos aparecieron por de abajo de la superficie, mientras que diferencias de personalidades y estilo y la lucha por el poder parecieron ser las únicas explicaciones.  

Otra tesis que desarrollo en mis escritos más recientes sobre Venezuela es que una de las principales explicaciones por las llamadas “desviaciones” de la izquierda en el poder (datando de la revolución francesa de 1789) es que ellas son reacciones o sobre-reacciones a las acciones legales, semi-legales e ilegales de una oposición “desleal” con vinculaciones con los enemigos externos. Por cierto, los Jacobinos en la época de Robespierre enfrentaron ejércitos hostiles en la frontera oriental de Francia, enviados principalmente por los Hapsburgos  impulsados por los inmigrantes aristocráticos franceses quienes pidieron una reacción firme contra los revolucionarios en el poder (un ejemplo de la solidaridad internacional?). Napoleón empezó su ascenso al aplastar el movimiento subversivo dentro de Francia y luego luchar contra los ejércitos en el extranjero. En breve, el Reinado del Terror y la militarización que condenaron la revolución francesa en gran parte fueron respuestas a los enemigos internos y externos. Un proceso similar caracteriza las luchas revolucionarias en el siglo veinte y el caso venezolano en el siglo veintiuno.

Lo siguiente de Wikipedia identifica algunos de los temas principales en mis escritos académicos durante un periodo de cuatro décadas:
https://es.wikipedia.org/wiki/Steve_Ellner



Wednesday, December 6, 2017

Conference on “The Pluses and Minuses of Twenty-First Century Socialism in Venezuela”


I will be giving a talk at the Catholic University in Ingolstadt, Germany (in Bavaria) on the 13th titled “The Pluses and Minuses of Twenty-First Century Socialism in Venezuela.”  I believe it’s important to strike a balance between an objective discussion of the shortcomings and errors of the Chavista governments, on the one hand, and criticism of the outside interference in Venezuelan internal affairs and the gross distortion of the corporate media, on the other. At the same time, the positive aspects of Chavista rule have to be brought into the picture. 





Saturday, December 2, 2017

THE VENEZUELAN GOVERNMENT MAY BE ‘SOCIALIST’ BUT THE VENEZUELAN STATE HARDLY IS


The Poulantzas-Miliband Debate Applied to Venezuela. Recent developments in Venezuela related to the Attorney General’s office both under former Attorney General Luisa Ortega Díaz and the current one Tarek William Saab shed light on the nature of the state as analyzed and debated by Ralph Miliband and Nicos Poulantzas in the late 1960s and 1970s. The state is far from being monolithic or the “executive committee” of a given class, as envisioned by those who defend dogmatic versions of instrumentalism. 

In 2007 Ortega Díaz was appointed Attorney General and by 2017 she was plainly in the enemy camp, where some say she had been located over the years. The apparent Chavista sympathies of top members of the judicial system belied what was really happening on the ground. In mid-2017 Ortega Díaz was replaced by Tarek William Saab who has exposed the penetration of the nation’s most important company, the oil company PDVSA, by corrupt functionaries some of whom were also tied to the opposition and Washington (indeed several of the jailed managers of Venezuelan-owned CITGO actually had dual citizenship). The state in a country like Venezuelan under leftist leadership is muddy territory.  

One example (although admittedly not the best) of how the nation’s president does not control the state in all of its extension is the five large autonomous universities (from rectors to deans to department heads) which have been a bastion of opposition resistance to the Chavista government in spite of the fact that nearly all of their budgets come from the federal government. 

The following article of mine published by Historical Materialism a few months ago (in somewhat abridged form), which applies the Poulantzas-Miliband debate to Venezuela, is particularly relevant given recent developments in Venezuela.

https://venezuelanalysis.com/analysis/13386



Wednesday, November 29, 2017

MAIN THEMES IN MY ACADEMIC WRITING OVER THE YEARS


Since my first academic article titled "Venezuelan Political Parties in the Era of the Popular Front, l936-l945," published in the Journal of Latin American Studies in l979, I have explored and defended various key themes and theses in my scholarly writing. One has to do with factionalism on the left and indeed across the political spectrum. I find that issues of substance lie beneath the surface, even when personality differences and the struggle for power appear to be the sole explanations.  

Another thesis that appears in my more recent writings on Venezuela is that one of the main explanations for so-called “deviations” of the left in power (going back to the French Revolution) is that they are reactions and overreactions to the legal, semi-legal and illegal actions of a disloyal opposition with connections to external enemies. Indeed, the Jacobins in the 1790s faced hostile armies on their eastern border, mainly the Hapsburgs who were edged on by French aristocratic émigrés, who demanded a firm reaction to the revolutionaries in power (an expression of international solidarity?). Napoleon began his rise by crushing a subversive movement within France and then fighting foreign armies. In short the Reign of Terror and militarization that spelled the doom of the French Revolution were largely responses to the enemy at home and abroad. A similar pattern can be noted in revolutionary struggles in the twentieth century and the Venezuelan case in the twenty-first.

This recently updated Wikipedia entry summarizes the main themes in my writings over a period of four decades.  https://en.wikipedia.org/wiki/Steve_Ellner

Tuesday, November 28, 2017

The Popularity Ratings of President Nicolás Maduro’s International Critics


With corporate media’s barrage of attacks on Venezuela’s Nicolas Maduro, you’d never know that the leaders who are getting quoted the most in the denunciations of Venezuela have abysmal popularity ratings, in some cases lower than that of Maduro: Mexico’s Enrique Peña Nieto approval is 15%; Brazil’s Michel Temer approval is 3%; Colombia’s Juan Manuel Santos’ approval is 16%; Peru’s Pedro Pablo Kuzzynski was at 22% a few months ago before improving by a few notches; and Spain's Rajoy’s is 29% (as of August).




Wednesday, November 8, 2017

ISN’T THERE A TIE-IN BETWEEN MASS SHOOTINGS AND THE MILITARIZATION OF THE U.S., BOTH HOME AND ABROAD?

ISN’T IT TIME FOR A NATIONAL DEBATAE ON VIOLENCE?

After the Sutherland Springs, Texas incident (and many more before it) a national debate is very much needed. But the corporate media, true to form, fails to facilitate it. After reading or listening to reports on the incident, most people simply conclude that this was just a nut case. And it was, but the question is, why is a rash of these incidents occurring now in the U.S. and not at other times and places. There is a terrible incongruity in the right wing reaction and that of Trump in particular, as well as media reporting and the pro-establishment narrative. When the assassin is a Muslim, the right immediately calls for policy measures in the form of immigration restrictions. When the assassin is white, then they call for prayers, while any discussion of policy is considered “premature.”  

Amy Goodman’s “Democracy Now” has opened a necessary discussion about domestic violence. In many cases, such as that of Devin Patrick Kelley, there is a tie in between mass shooting and domestic violence. 


But I believe there is another key issue that needs unpacking, and that is the militarization of the United States with manifestations all over the place. The starting point of the discussion has to be U.S. military presence throughout the world. We have military bases everyplace, we deploy soldiers in hot spots all over the world and the Pentagon tells us that this is a war that is going to take half a century to win. To begin with it’s an undeclared war, since at no point did the Pentagon or the White House, get consent from the U.S. people or even from Congress. It’s not a coincidence that many of the assassins, from Timothy McVeigh to Devin Patrick Kelley, had experience in the U.S. military. The media never underlines or sheds light on this fact. But militarization is the real issue and it has to be dealt with. It’s not going to go away.


Wednesday, October 25, 2017

FALLAS EN LA POLITICA COMUNICACIONAL DEL GOBIERNO VENEZOLANO

LA CAMPAÑA CONTRA LA GUERRA ECONOMICA Y LA CORRUPCION EN VENEZUELA: EL DIABLO ESTA EN LOS DETALLES
por Steve Ellner
Publicado en Monthly Review-on line
El contundente triunfo chavista el 15 de octubre en las elecciones gubernamentales proveen una oportunidad de oro para poder tomar medidas audaces para superar fallas, aun cuando esto implique asumir riesgos y desafiar grupos e individuos influyentes. Una falla importante es la poca evidencia que el gobierno de Maduro ha presentado al público venezolano para documentar la guerra económica que está siendo llevada a cabo contra Venezuela, y los esfuerzos para combatir la corrupción, la especulación y el contrabando. No es suficiente que Maduro y otros líderes denuncien las maquinaciones de los adversarios y aleguen repetitivamente que Venezuela es víctima de la “guerra económica”. Para que el alegato sea convincente, el gobierno tiene que revelar los detalles de cómo la guerra está siendo ejecutada y quienes son los actores y cómplices, y exponer su modus operandi.
No tengo duda que la guerra económica llevada a cabo por actores nacionales e internacionales es responsable en un grado importante de los problemas económicos apremiantes que aquejan a la nación. Uno solamente tiene que considerar los hechos indiscutibles, extrapolar, y usar un poquito de sentido común. Fedecámaras, después de dirigir el golpe de estado en abril de 2002, creó escaseces en un segundo intento por derrocar al gobierno de Chávez entre diciembre de 2002 y enero de 2003 – y eso aún antes de que Chávez se proclamara socialista. Luego hay que tomar en cuenta el decreto emitido dos veces por Obama que declaró a Venezuela “una amenaza extraordinaria” a la seguridad nacional norteamericana, seguido por las amenazas por parte de Trump de una intervención militar y las sanciones financieras contra la industria petrolera venezolana. Estos pronunciamientos eran señales enviadas al sector privado para retirarse de Venezuela; sus efectos sobre la inversión privada no pueden ser menores que cuando el Fondo Monetario Internacional rechaza una solicitud para financiamiento por parte de un país del tercer mundo.        
Hay solamente dos interpretaciones del significado de las posturas agresivas por parte de dos presidentes norteamericanos. O constituyen nada más que fanfarronadas sin ningún efecto en la práctica, o tienen repercusiones y/o reflejan otras acciones clandestinas, fuera de la luz pública. No hay duda en mi mente que la segunda hipótesis se ajusta a la realidad. En otras palabras: hay una relación entre los esfuerzos visibles de actores poderosos como los presidentes norteamericanos, Marco Rubio y otros de su especie, los medios corporativos de comunicación, etc. para desacreditar al gobierno venezolano y la decisión de General Motors, Clorox, Kimberly Clark y numerosas aerolíneas de retirarse de Venezuela. En breve, hay un motivo político detrás de las decisiones referentes a la inversión del capital internacional, como también del capital nacional (como Alimentos Polar que produce en Colombia y Texas lo que previamente producía en Venezuela).
Muchos venezolanos no aprecian el impacto de la guerra económica y algunos son escépticos de que exista como tal. Maduro y otros líderes chavistas son parcialmente responsables de esta incomprensión referente a la intensidad y efectividad de la guerra económica políticamente inspirada. Maduro, siguiendo el ejemplo de Chávez, enfatiza los logros de su gobierno y, en efecto, minimiza las privaciones que cotidianamente enfrentan al pueblo. Esta estrategia comunicacional tiene sus pros y sus contras. Pero independientemente del énfasis sobre los resultados positivos del gobierno en un momento de grandes dificultades económicas, Maduro tiene que suministrar evidencia concreta para sustentar su alegato de la existencia de una guerra económica, porque en caso contrario el término se convierte en una frase vacía.          
Un ejemplo de esta falla comunicacional es la ausencia de respuesta a las explicaciones presentadas por numerosas aerolíneas de su decisión de suspender los vuelos a Venezuela en los meses recientes. Delta, United, Lufthansa, Avianca, Iberia, Aeromexico, y Aerolíneas Argentinas han cerrados sus operaciones en Venezuela, mientras que American ha cancelado muchos vuelos incluyendo los de Nueva York. Las aerolíneas ofrecen explicaciones completamente diferentes por sus decisiones y ninguna de ellas es convincente. American dice que es por falta de seguridad, pero si eso fuera el caso ¿por qué no han eliminado todos los vuelos? Además, yo personalmente he visto el traslado rutinario de los miembros del tripulante en vehículos contratados de Maiquetía a hoteles cercanos sin ninguna apariencia de peligro. Otro argumento es que el gobierno les debe dinero, pero esa justificación tampoco convence. La deuda proviene del período cuando los venezolanos podían comprar los pasajes en bolívares y el gobierno supuestamente iba a convertirlos en dólares para las aerolíneas, pero esa práctica terminó hace aproximadamente tres años. Entonces ¿por qué las aerolíneas escogieron este momento de conflicto político intenso que incluía las protestas de la guarimba para descontinuar los vuelos?     
En agosto, el diputado de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) Jacobo Torres dio un discurso en el cual hizo referencia a la suspensión de vuelos como un ejemplo de la guerra económica. Sin embargo, los dirigentes chavistas tienen que refutar las justificaciones presentadas por las aerolíneas, una por una. Calificar la suspensión de vuelos como una expresión de la “guerra económica” – que por cierto es el caso – no es suficiente. Los pasajeros en los aeropuertos típicamente echan la culpa a Maduro por las dificultades que enfrentan, en vez de las aerolíneas. La información específica es lo que falta. El diablo está en los detalles.
Otro ejemplo de la falla oficialista, en cuanto al ofrecimiento de explicaciones, es el problema de la ausencia de billetes en circulación. Este problema ha sido nada menos que traumático para la nación entera, que va más allá de las diferencias clasistas. La gente espera en colas largas dentro y fuera de los bancos y usualmente no puede retirar más de 10.000 bolívares por día, que es el equivalente de menos de 50 centavos norteamericanos. Yo he conducido un sondeo informal de las explicaciones ofrecidas por simpatizantes chavistas. El hecho de que haya diferentes teorías en la calle acerca de lo que está pasando, y que los mismos chavistas no estén claros acerca de la causa del problema, es evidencia de la falla comunicacional por parte del gobierno.  
Un área inesperadamente esperanzadora es los esfuerzos contra la corrupción del recién nombrado fiscal general Tarek William Saab, lo que él llama una cruzada. Tiene el apoyo del Presidente Maduro y la infraestructura estatal, incluyendo las diferentes fuerzas policiales. En varias ocasiones, Saab se ha dirigido a la nación para presentar los detalles de la detención de importantes funcionarios del Estado como también empresarios y en algunos casos miembros de la fuerzas de seguridad estatal. Presenta los nombres de los acusados y los detalles de sus operaciones como también de sus propias acciones. Por ejemplo, recientemente indicó que una cuenta bancaria ha sido abierta en unos de los bancos del Estado donde los billetes confiscados están siendo depositados. Lo explícito de las presentaciones de Saab contrasta con las operaciones en el pasado, en las cuales los nombres y otros detalles de los acusados no eran divulgados. Aparentemente, el gobierno aceptó la insistencia de Fedecámaras de que los empresarios acusados de actividad ilícita deben ser considerados completamente inocentes hasta cuando el veredicto del juez indique lo contrario.         
En los días después de la victoria chavista del 15 de octubre, los líderes chavistas han empezado a hablar de una reactivación o “reimpulso” del movimiento chavista y la necesidad de que los funcionarios elegidos estén en sintonía con el pueblo y más abiertos a las críticas y reclamos. Estos llamados fueron expresados en la sesión de la juramentación de los gobernadores ante la ANC el 18 de octubre. La presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez, la gobernadora electa de Lara, Carmen Meléndez, y el gobernador electo de Miranda, Héctor Rodríguez, articularon este mensaje. Para ser efectiva y exitosa, la renovación tiene que incluir un nuevo tipo de discurso que obvie las generalizaciones vacías y subraye los aspectos concretos de los problemas que aquejan al pueblo en sus vidas cotidianas, y las acciones específicas que están siendo tomadas con el fin de aliviarlos.
Agradecimiento a la Profesora Giomar Salas por su colaboración en la traducción de este artículo.
Steve Ellner dio clases de historia económica y ciencias políticas en la Universidad de Oriente en Puerto La Cruz de 1977 a 2003. Ahora es un editor participante de la revista académica Latin American Perspectives.
posted by Rebelión.org: 
https://www.rebelion.org/noticia.php?id=233194